sábado, 18 de abril de 2009

Something to lose.

Toda la vida había soñado con tener algo que perder, suena triste, mss el vació es duro cuando no hay nada, pero es fatal, cuando ya no queda absolutamente nada que perder. Deseaba con todas sus fuerzas tener algo a lo que aferrarse y luchar, algo que le dejase demostrarle al mundo sus virtudes. Estaba muy segura de sí misma, pero tantos años de soledad empezaban a obligarla a gritar desesperadamente que valía mucho, y quería demostrarlo todo.
Un día apareció él, otra vez, siempre era un él, incomprensiblemente todo aquello que lograba recordar estaba escrito en variopintos tipos de éllos.
Sábado de lluvia, bombones y helado de dulce de leche. "Esta noche nos vemos", le dijo.
Le veía cada noche, se sabía sus movimientos, se conocía sus labios de arriba abajo, se habían dejado llevar el uno por el sendero de la entrepierna del otro, y así sucesivamente, hasta que fue demasiado tarde para echarse atrás, hasta que el hecho de estar en el mismo metro cuadrado los elevaba al más agridulce infinito. Hasta el momento en que él no podía dejar sus manos, ni sus piernas, su pelo, todo le inspiraba al mayor exponente de los siete pecados capitales, y a al vez, a las diez frases de amor más bonitas de la historia. Estaban completamente hechos el uno para el otro, pero otra vez, el destino se encargó de separarlos de la forma más macabra jamás imaginada. Habrían de dejarse ir el uno al otro, sin más recompensa que anidar en su corazón el sentimiento más odiado por ambos, la resignación...


...continuará?

3 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Bonito blog el tuyo.
Saludos!

Chocolate dijo...

Esas historias de amor!! uf!!
Cuanto entiendo a esos locos por el amor.
No puedo decir mas, no soy quien para opinar.

Me gustó!


:)
au revoir

Princesa_DeAquelViejoReinoPerdido dijo...

Sííííí :D Que continúe que continúa.
Me gusta(:
Un beso Anto. Me tienes que contar como te va la vida.