domingo, 8 de marzo de 2009

Volviendo a nacer.

Puesto que no hay nada que me aleje de mi misma. Los candados no podrán encerrar a las palabras, que viven dentro de unos cuántos, esperando formar filas en un ejército que me llevará de nuevo a mi vida, a cerrar los ojos, escuchar atentamente y describir todo aquello que provoque un chisporroteo de serotonina entre neurona y neurona, así pues, vuelvo a la carga, a la vista de que unos brazos no son suficientes para albergar todo lo que tengo dentro, aún por dar, aún por aprovechar, si cabe así decirlo.
Me alegra poder decir que vuelvo a las andadas, rectificando el más grande error de mi vida, callar para intentar que el pensamiento se vaya.

7 comentarios:

Egroj Sérdna dijo...

"...callar para intentar que el pensamiento se vaya."

Quién sabe. Puede que sea cierto, Pero no parece...

Princesa_DeAquelViejoReinoPerdido dijo...

Me alegro de que vuelvas. Yo no he dejado de pasarme por este espacio tuyo. A veces simplemente lo dejaba puesto para que la música me llevara a otro lugar lejos de mi misma.
Creo que a veces los pensamientos gritan tanto que no escuchamos a nuestras musas. Y a pesar de todo intento transcribir los susurros de las mías porque ellas hacen que la vida tenga un sentido aún en medio de la locura.
Un beso Anto, espero leer más.

Juan Rodríguez Millán dijo...

No hace falta que el pensamiento se vaya, que de todo se aprende. Mira al frente y disfruta de la vida, que seguro que tienes muchas cosas buenas con las que quedarte.

Me alegro de que hayas vuelto por aquí, un placer volver a leerte.

malena dijo...

es imposible eliminar el pensamiento y seguir con vida..
un beso.

malena dijo...

Hola Anto, pasa por mi blog que hay un ragalito para ti:

http://lostesorosdemalena.blogspot.com

Besotes!

eliú dijo...

"unos brazos no son suficientes para albergar todo lo que tengo dentro, aún por dar"

se necesita más, mucho más...
bienbenida a las andadas de rectificación...

eliú dijo...

fe de errata:

dice bienbenida
debe decir bienvenida




pd, curioso, leí el comentario de arriba y no soy el único que se quedó prendido de la música de tu blog...