viernes, 19 de septiembre de 2008

Yo.

Aunque el título pueda parecer muy egoísta, esta entrada no tiene nada que ver conmigo, sino todo lo contrario, va dedicada a aquellas personas que han hecho de mí quién soy, aquellos que han aportado algo bueno, o no tan bueno, pero que me han marcado de una manera u otra, y para siempre.
A todos aquellos a los que debería haber dado las gracias, o haberles pedido perdón en su momento, y no fui capaz de hacerlo, y también a todos aquellos a quienes debería haber puesto en su sitio, y tampoco tuve hagallas para hacerlo.
Gracias.
Gracias por hacer de mí quién soy.

Aparte de esto, comentar que esto que escribo hoy sale de los margenes de normalidad en mi blog, siempre escribo, sobre mñi, o no, pero nunca como hoy, nunca he dicho lo que me pasaba por la cabeza abiertamente, siempre lo he incluido en mis pequeños cuentos, o en las trancripciones de las conversaciones con Albert.
Pero hoy es diferente, hoy hay algo que me dice que debo cambiar.
No cambiar nada en concreto, hoy hay algo que me dice que debo hacerlo de esta manera. Hoy, algo, ha cambiado, unos ojos, una mirada, unas palabras, un pensamiento, o sencillamente el destino. Me dice que HOY, es un día diferente, que YO soy un poco diferente.


.-este es mi elixir, existir es sentir, y aquí sentir es escribir.

1 comentario:

estonosepara dijo...

Los sueños nunca desaparecen siempre que las personas no los abandonan.


dar las gracias puede ser muy gratificante