jueves, 4 de septiembre de 2008

Nosotros.

Todo lo que vivimos, absolutamente todo, incluidas las pequeñas cosas a las que no damos importancia, nos marcan para siempre.
Todos nuestros actos o pensamientos están condicionados por hehos pasados y aspiraciones del futuro.
Nosotros mismos forjamos nuestra propia historia, superamos aquellas cosas que queremos olvidar, o simplemente convivimos con ellas, y aún así es imposible derrumbarnos. La mejor arma que tiene el ser humano es él mismo.
Hay armas más fuertes, o menos, pero todas valientes.

No hay comentarios: