sábado, 20 de septiembre de 2008

Miedo.

Los días de lluvia la ponen triste, pero hoy no llueve. Hoy, el motivo de su pesar, es mucho más fuerte, más profundo, intensamente doloroso.
Hoy algo dentro de ella se ha ido, algo la ha abandonado, y teme que sea la esperanza, lleva días desanimada. Lejana de si misma, inherentemente separada del mundo.
Desconsoladamente vacía.
Se desconoce frente al espejo, sus ojos, no le dicen nada, como si no perteneciesen a su cuerpo, como si de un sueño se tratase, el triste sueño de su vida, dónde ella, ha perdido el papel de protagonista.


Busca en un cajón, algunas fotos, que le permitan recordar quién es. No intenta averiguar su identidad, ni su nombre, sabe quién es, sabe donde está, pero lo que no sabe es que la diferencia de su "ella de ayer". Esa por la que sus ojos se escapaba un brillo de ternura inconfundible, esa que convertía las malas noticias en poemas, esa que con sus manos había tocado todo lo que estaba a su alcance en cada momento, esa, esa misma era ayer, pero hoy no, hoy se mira en el espejo, y los poemas se han convertido en cartas de amor, de ese amor no correspondido, cartas empapadas por las gotas de lluvia que brotan de sus ojos, ojos que ya no albergan la ternura de ayer, hoy emanan desconcierto, inseguridad, y miedo, mucho miedo.
Miedo al desconcierto, al dolor, miedo a no saber que pasa, y no saber que hacer para evitarlo, miedo a dejar de sentir, a dejar de sonreír, miedo...
... a que se marche la esperanza.


5 comentarios:

Michel Fox dijo...

"el triste sueño de su vida, dónde ella, ha perdido el papel de protagonista"
Amé esa frase...
acabo de volver y me detuve a leerte...
siempre he creido que la esperanza no existe, para mi, sigue encerrada en la caja de pandora, pero a pesar de que me empeño en creer que es así no puedo evitar no sentirla, jajajaja....dudo que hayas entendido mi enredado monológo.
saludos!!!
espero nos leamos!

Anónimo dijo...

no existe el miedo, es un error, solo el estar desconsolado...

Princesa_DeAquelViejoReinoPerdido dijo...

Nos pueden quitar todo, escepto la esperanza. Todos los demás sentimientos, la libertad, el amor, la felicidad... dependen de las demas personas. La esperanza es algo personal, sencillamente propio. Por eso, cuando la perdemos nos perdemos a nosotros mismos.
A "ella"... le aconsejaría que no dejase nunca de luchar,que no dejase nunca de mirar al cielo.
Me ha gustado el texto, muy triste, muy meláncolico... muy real.
Un beso

Hada del lago dijo...

Me gusta el texto!

Que "ella" no pierda la esperanza, que "ella" no deje de sonreir y que esas gotas de lluvia se lleven su miedo...

Un besiño!

isia-gey dijo...

Todos sentimos mieo alguna vez, los cambios traen cosas nuevas a nuestras vidas, cosas desconocidas, el amyor miedo del ser humano, lo desconocido. Esas cosas nos hacen cambiar enamorarse es la mayor razón para experimentar un cambio en nosotros mismos, aunque este no tiene poruqe ser apreciado más que por nosotros. Pero la vida sigue y esos momentos de indecisión y desconocimiento pasan para dar lugar a otros tiepo de mayor felicidad en el que los poemas vuelven a surgir con un aire mucho más alegre.

Saludos